Descenso Internacional del Sella

El Descenso Internacional del Sella se celebra el primer sábado de agosto posterior al día 2 de dicho mes entre Arriondas y Ribadesella con un recorrido de 15 Km a lo largo del río Sella.

Los participantes pueden ser palistas españoles y extranjeros que están en posesión de la licencia de competición del año en curso con un mínimo de antigüedad de 60 días.

La salida se realiza a las 12, siendo la misma de «tipo Sella», es decir, con los participantes y sus embarcaciones fuera del agua en las posiciones asignadas. Las palas de los participantes quedan, entonces, bloqueadas dentro de una estructura metálica que las libera en el momento en que el semáforo cambie de rojo a verde, y tras los versos que compuso Dionisio de la Huerta.

La llegada está situada bajo el puente de Ribadesella

Alrededor del descenso del Sella se viene celebrando la «Fiesta de las Piraguas», declarada fiesta de Interés Turístico Internacional, el viernes noche en Arriondas  y el sábado noche en Ribadesella. Estas dos ciudades quedan tomadas por los campistas y los visitantes de todas partes de España e incluso el extranjero y sus centros urbanos quedan cortados al tráfico y tomados por riadas de gente.

 FEVE  pone ese día a disposición de los aficionados el «Tren Fluvial» que partiendo de Arriondas realiza un recorrido paralelo al río por donde transcurre la carrera con paradas en distintos puntos para poderse bajar a mirar de cerca la carrera.

Con la llegada del Tren Fluvial se inicia un particular desfile por Arriondas con vehículos engalanados y grupos folclóricos. Justo antes de la hora de la salida, se entona el Asturias, patria querida y luego el Tren Fluvial y la caravana de coches sigue el descenso por las márgenes del río.

Tras la llegada, se sirve una típica comida asturiana en los Campos de la Oba (Llovio) compuesta de fabes y arroz con leche y se realiza la entrega de trofeos.