Ruta de los Molinos- Ribadesella

Recorrido: Cuevas-Arroyo del Ginestral del Castiello-Tresmonte

Duración: 4 Horas

Distancia: 6 km

Los molinos eran instalaciones comunitarias imprescindibles para el campesino, el cual, llevaba a moler sus cereales (maíz, escanda) para obtener la harina que transformaría en pan en casa.

Muchos eran construidos por los propios vecinos para uso común y otros tenían un propietario que cobraba su uso en grano (la maquila). En Asturias se desarrolló una gran industria molinera a partir del s.XVII con el cultivo del maíz procedente de América. Los modestos molinos asturianos son construcciones simples, de planta rectangular levantada con mampostería de baja calidad. Con dos alturas, en la superior se sitúa la puerta de acceso a la sala de moler donde se hallan los mecanismos de trituración y en la inferior, llamada infierno o bóveda, se aloja el rodezno, rueda sobre la que cae el agua.

Cáda núcleo rural tenía uno o varios molinos (aprovechamiento en cadena de la fuente hidraúlica). En Ribadesella los molinos se hayan repartidos entre los ríos San Miguel y en los arroyos de Santianes y el Ginestral de Castiello en el que hubo hasta nueve. Esto explica su alejamiento de los núcleos rurales y su localización en enclaves naturales. Ascendiendo, finalizaremos en Tresmonte, lugar de nacimiento de Manuel Fernández Juncos, emigrante a Puerto Rico que llegaría a ser Ministro de Educación.